20 Consejos para cuidar plantas de viveros

Son muchos los beneficios de tener plantas en los espacios que llenan nuestra vida cotidiana, ya sea en la casa, en el jardín o en la oficina, pues purifican el aire que respiramos y los colores que tienen tanto las plantas como las flores, pueden influir positivamente en nuestro estado de ánimo; incluso las actividades de jardinería son especialmente recomendadas para el tratamiento del estrés, la ansiedad y la depresión.

Al adquirir plantas de viveros, sabemos que vendrán en perfectas condiciones, saludables y listas para ser sembradas en el jardín o colocadas en una maceta al interior de la casa o de la oficina; sin embargo en ocasiones esa planta que trajimos a casa se nos seca o marchita, ya que no le dimos los cuidados necesarios, a los que estaba acostumbrada. Por esta razón hoy en el blog de El Escorial les contaremos cómo cuidar de las plantas provenientes de invernadero.

Las plantas de invernadero son una excelente opción para decorar nuestro hogar, pues nos regalan todo su colorido, aroma y purificación del aire, por lo que podemos olvidarnos de los floreros regulares para dar el siguiente paso y cuidar de nuestras plantas y flores favoritas; antes de aventarnos y elegir la flor más exótica o la más bella que hemos encontrado en el florero, se recomienda tomar en cuenta el lugar que disponemos para ponerla.

Algunas plantas pueden sobrevivir en ambientes cerrados, a la sombra e incluso con muy poca agua, como los cactus o el bambú, mientras que otras necesitan la calidez de la luz natural del sol, y viven mejor si son sembradas a nivel del piso que en una maceta; por esto, elegir el lugar donde pondremos la planta antes de comprarla, es lo mejor.

De igual importancia que el lugar donde vamos a colocar a nuestra planta, es el recipiente que va a contenerla; al comprarlas, muchas veces se colocan las plantas en bolsas negras, en vasos desechables o en macetas pequeñas, lo que está bien de forma temporal, ya que las plantas tienen raíces, las cuales tienen que extenderse en una maceta o recipiente más grande, o incluso por debajo de la tierra para que puedan crecer de forma saludable, y del mismo modo la planta necesita espacio para que crezca y luzca divina. Podemos tener a nuestra planta en una maceta pequeña e irla cambiando conforme vaya creciendo, pero lo importante es que las raíces se mantengan en buen estado, y que no se vean apretadas o limitadas.

Al trasplantar una planta (valga la redundancia), se debe llenar el recipiente o la maceta con tierra enriquecida, la cual se puede comprar en el vivero, pero también se puede usar un poco de tierra del jardín y mezclar los dos tipos de tierra con un palo, haciendo un agujero para colocar con mucho cuidado, pero firmemente, a la planta; una vez que la planta se ha colocado, hay que asegurarla con el palo que usaste para mezclar la tierra, de preferencia debes ponerle un corcho en la punta para no causar daño a las raíces. Ya que has trasplantado tu planta a la maceta, retírale las hojas secas y riégala un poco.

Otro tema muy importante es el tipo de riego que se le va a dar a la planta; en los viveros como El Escorial, puedes encontrar todo tipo de macetas, pero también de sistemas de riego para jardines, de modo que puedas ahorrar agua y programar mejor la hora del riego y que no se te pase mantenerlas hidratadas. Si optas por el riego manual, la mejores horas para regar tus plantas son muy temprano por la mañana o al caer la tarde, y esto se debe a que los rayos del sol pueden evaporar muy rápido el agua de las plantas y no permitir que se alimenten adecuadamente; de preferencia riega tus plantas por la noche para que estén hidratadas y resistan los rayos del sol del día siguiente; del mismo modo, se recomienda que preguntes al adquirir tu planta con qué frecuencia regarla, pues no todas las plantas necesitan agua a diario para sobrevivir.

Uno de los puntos clave en un vivero, es el clima, y muchas veces es la razón por la que una planta no sobrevive en su nuevo hogar, ya que recibe menos calor del que estaba acostumbrada y necesita para sobrevivir; antes de elegir la planta que te llevarás, pregunta qué tipo de clima le beneficia y de este modo podrás acondicionar tu jardín o los rincones de tu casa para acomodar a las plantas en los lugares donde reciban menos viento y frío.

Si además de decorar tu hogar con plantas, buscas tener una especie de huerto propio o de cultivar plantas aromáticas, en los viveros encuentras plantas como el epazote, cilantro, laurel, lavanda, ruda, orégano, tomillo, menta, romero, entre otros, que puedes tener en la terraza o en la cocina y que le darán un mejor sabor a tus alimentos con solo usar una ramita o un par de hojas. Si buscas una planta para decorar tu cocina, solo asegúrate de que el calor de la estufa no lo recibirá de forma directa.

En las temporadas de frío tendrás que extremar los cuidados que le das a tus plantas, ya que las heladas y aires demasiado fríos pueden secarlas y provocar que mueran; para evitar esto puedes colocarles una manta o una sábana por las noches, así como meterla a casa (si las tienes en maceta) o ponerlas muy cerca entre ellas para que se den calor.

Para mantener tus plantas en buen estado puedes colocarles compost, que es hierba cortada, hojas, plantas muertas e incluso cáscaras de frutas en pequeñas cantidades, para que den nutrientes al suelo y tenga una mejor estructura; mantener a las plantas también requiere evitar las malas hierbas y las plagas, atacándolas en cuanto sean detectadas para evitar que se esparzan.

Cuidar tus plantas y tener un jardín hermoso es una tarea placentera, relajante y que te dejará grandes satisfacciones; en los viveros como El Escorial contamos con todo lo necesario para el cuidado de tu jardín, ya que contamos con una amplia selección de hermosas plantas, pasto en rollo, árboles y mucho más. Visítanos y diseña tu jardín con nosotros.

Publicaciones recientes